TIPOS DE PRESERVATIVOS

Bajo distintos nombres como preservativos, condones, profilácticos, gomas, gorritos, fundas, etc., se esconde un producto indispensable para explorar nuestra sexualidad con total seguridad. Creemos que cualquier persona con un mínimo de educación sexual tiene presente la gran importancia del preservativo como anticonceptivo y como freno de muchas enfermedades de transmisión sexual.

No obstante, el sentido de este post de nuestro blog es otro. Queremos convencerte que además de las garantías de seguridad que te proporcionan los preservativos, también pueden ser una excelente fuente de morbo, juego sexual, pudiendo incluso ser utilizados para incrementar o prolongar el placer sexual.

En el mercado existen una gran variedad de preservativos, para cubrir todas tus preferencias:

  • Preservativos retardantes: pueden ser utilizados por los eyaculadores precoces o simplemente por cualquier hombre que desee extender la duración del acto sexual. Estos condones retardantes contienen un lubricante que usa como base la benzocaína, lo que sin duda alargara la duración del coito, dada la naturaleza anestésica de la benzocaína. No obstante, estos condones presentan el problema que a determinados hombres les puede hacer perder un poco la potencia de la erección, ya que deja el pene un tanto “dormido”.
  • Para los superdotados: si eres poseedor de un pene de un tamaño por encima de la media, podrás usar preservativos XL. Estos condones (además de darte el gustazo de hacer un pedido en nuestro sexshop pidiendo preservativos XL), harán que te sientas más cómodo en el acto sexual, menos “oprimido”. Además evitarás el problema de una posible rotura del preservativo en medio del coito, aunque por lo general los condones normales están preparados para aguantar las embestidas de los miembros más generosos.
  • Para los menos dotados: no pasa nada, lo importante no es el tamaño es como usas tu pene. Puede darse el caso que un preservativo de un tamaño superior al adecuado para nuestro pene, se deslice y acabe por desprenderse enteramente en medio del acto sexual, lo que lógicamente puede presentar un problema de salud y/o anticonceptivo.
  • Sensitivos / extrafinos: utilizando este tipo de preservativos, tanto el hombre como la mujer podrán tener una relación sexual lo más cercana posible a tener sexo “ a pelo”. Son finísimos, sin renunciar ni un ápice a la seguridad que todo condón te debe dar.
  • Para los alérgicos al látex: hay algunas personas que son alérgicos al látex con el que se fabrican la mayoría de preservativos comerciales. Para ellos se han creado unos condones llamados preservativos hipoalergénicos, siendo su base un revolucionario material llamado poliuretano, con las garantías de los preservativos de látex.
  • Preservativos de sabores: si no te gusta el sabor o el olor del pene de tu chico, ya no tienes excusa para hacerle una buena felación, degustando preservativos sabor a fresa, vainilla, chocolate, plátano, manzana, nata, coco, cola, tutti-frutti e incluso de caramelos.
  • Condones anatómicos: especialmente concebidos para adaptarse a los pliegues de tu pene, supercómodos y especialmente concebidos para hacer las delicias de tu pareja y disfrutar a tope del sexo.
  • Condones con espermicida: para reducir al máximo el riesgo de embarazo.
  • Condones estriados: están provistos de unas estrías que harán ver el séptimo cielo a tu pareja, ya que provocan un aumento de la sensibilidad en la penetración.
  • Extraseguros: ligeramente más gruesos que los normales y con una dosis extra de lubricante, para disfrutar de tus relaciones sexuales con un punto de seguridad extra.

¿Qué te parece? ¿Conocías toda esta variedad de preservativos? Si lo deseas en nuestro sex shop podrás encontrar una gran variedad de Comprar condones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *