Pegging: la práctica sexual que cada vez más hombres se atreven a experimentar

Cuando se habla de sexualidad masculina, siempre se hace referencia al pene, como la zona más erógena y sensible de un hombre. Pero se ha descubierto que el hombre tiene otras zonas altamente sensibles como punto P que se encuentra en el ano.

Para estimular el ano muchas parejas han optado por practicar el “pegging” también conocido como “Strap on”. La cual consiste en la penetración por parte de la mujer a su pareja, con un consolador o el dedo. En esta práctica la mujer tiene el rol de dominación, dejando al hombre en una postura de dominación.

En el caso de la mujer la satisfacción puede darse a través de la penetración, si ella utiliza un arnés doble; es decir mientras ella penetra a su pareja, es penetrada por un juguete sexual.

En el hombre la satisfacción es la estimulación anal o ´prostática, también por la excitación que le despierta ser penetrado por una mujer.

Estudios han demostrado que los orgasmos que experimentan los hombres con esta práctica son más intensos. Las estadísticas han demostrado que un pequeño grupo de hombres heterosexuales han realizado el “pegging” en algún momento de su vida.

Al pegging también se le conoce como bend over boyfriend, y aunque muchos continúan considerándolo un tabú, la práctica se ha comenzado a normalizar entre algunas parejas. A partir de diversos censos se concluyó que sólo el 20 % de los hombres heterosexuales lo han probado en su relación. Afortunadamente cada vez más personas están aceptando que la estimulación de la próstata es, exclusivamente, una forma diferente de alcanzar el placer y no una actividad que defina a un hombre como homosexual.

Visita nuestra categoría de arneses strap on y elije el que más te guste!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *