Algunas consideraciones sobre las esposas

Para muchos amantes del realismo en la esclavitud, no hay nada mejor que el acero, esposas y grilletes de policía, cadenas, etc. El cuero y la cuerda se pueden cortar mucho más fácilmente y no lo ven tan seguro, aparte de las connotaciones que pueda tener para cada uno el tema policial, prisiones, esclavitud…

Las esposas son muy utilizadas, de hecho en la mayoría de sexshops venden esposas como un juego de bondage light, algunas decoradas con peluche, etc lo que, para mi, le quita todo el “rollo” al asunto. Parece que es un juguete muy habitual incluso en relaciones vainilla y, sin embargo, el uso de esposas de metal debe hacerse con ciertas precauciones.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de las esposas baratas pueden ser fácilmente rotas o forzadas. Lo mejor es comprarlas en una tienda especializada en artículos para la Policía, o en algún sexshop especializado de buena reputación. Algunos fabricantes de confianza de Estados Unidos son Peerless, Smith & Wesson, Jay-Pee, o la American Handcuff Co.

Una cosa importante sobre las esposas de metal es que tengan un mecanismo de doble bloqueo. Desaconsejamos totalmente las esposas baratas que no llevan este mecanismo, sino que usan una cerradura tipo palanca, porque después de un cierto uso pueden abrirse fácilmente y, además, dejan de ser fiables.

El doble bloqueo impide que el prisonero se aprete demasiado las esposas a sí mismo si intenta luchar o cambiar de posición.

El metal no cede, así que no hace ninguna falta cerrar unas esposas muy apretadas para impedir que alguien se las quite.

NUNCA DEBES SUSPENDER A ALGUIEN DE UNAS ESPOSAS DE METAL. Da igual que lo hayas visto en fotos de Tumblr. Puede causar daños en los nervios. Elevarle a alguien los brazos por encima de la cabeza llevando esposas de metal (aunque esté firmemente en el suelo) puede causar daño si la tensión es grande o está más de unos minutos.

Los policiás no suelen esposar con las manos por delante, pues puede resultarles peligroso. Las manos esposadas a la espalda ofrecen mayor seguridad. Si las palmas de la mano se tocan es mejor para el detenido, en cambio si lo que se enfrenta es el dorso de las manos, le resulta menos cómodo.

En los tobillos pasa como con las esposas de mano, no necesitan estar apretados para que no se los puedan quitar. Engrilletar a alguien por encima de las botas le puede permitir moverse con más comodidad.

REGLA IMPORTANTE: tener las llaves siempre a mano. Y antes de usar los grilletes tener la llave localizada.

Esposas con cadena:
Su punto débil son los eslabones que unen ambos grilletes. Influye mucho el material de la cadena y la soldaura de los eslabones y el cierre.

Esposas de bisagra:
Permiten al policía un perfecto dominio de la situación cuando el detenido no colabora en la conducción.

Si quieres comprar esposas para tus juegos de BDSM sigue este enlace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *