Jaula de castidad para hombre

Castidad: Disfruta prohibiendo

La castidad es una variante fetichista bien desarrollada por sus incondicionales. El concepto tiene su origen en las prácticas ejercidas por ciertos señores medievales que ceñían cinturones de hierro a la cadera de sus mujeres o concubinas para evitar que fueran profanadas. En realidad, tan solo los hombres más sádicos se valían de esta herramienta, pero el caso es que la castidad produce un efecto coactivo que alimenta el impulso sexual.

Como es lógico, las posibilidades de este tipo de fetichismo varían en función del género, ya que tiene implicaciones diferentes para los hombre y para las mujeres por la naturaleza de sus genitales. Pero, lo que no se puede negar, es que la idea de la castidad es un fetiche que se disfruta en dos sentidos, cuando se prohíbe o cuando se es prohibido.

Tanga de castidad para sumisas

Mujeres castas

Para las chicas existe una gran diversidad de artículos, como los cinturones de castidad, destinados a conseguir la experiencia más restrictiva posible y como en casi todos los tipos de fetichismo, tiene niveles.

Hay mujeres que les basta con ajustarse un corpiño BDSM de símil piel con cierre de castidad, mientras que otras necesitan cerrar completamente su vagina con piercings u otros juguetes diseñados a tal efecto. En el mercado hay muchos complementos que consiguen mantener la tensión sexual durante todo el día, no olvidemos que lo divertido del asunto es sentirse incapaz de satisfacer las necesidades sexuales.

Por otro lado, en una relación de dominación, es el amo/a quien disfruta sometiendo la sexualidad de su “objeto”, así cerrar el candado de su sumisa y controlar su impulso sexual se convierte en su fetiche favorito.

Castidad para chicos

cinturon de castidad para hombresAunque la castidad tiene su origen en los genitales femeninos, en la actualidad son más los hombres que fantasean con este fetiche.

No es ningún secreto que la entrega de los chicos baja considerablemente una vez que han eyaculado. Ya se trate de una relación convencional o en sesiones de dominación, la castidad contrarresta esta tendencia a la desidia después de correrse.

Es posible encontrar muchos juguetes para cumplir este propósito y evitar que el dominado pierda el interés tras demasiadas eyaculaciones. Uno de los top selling en castidad masculina son las jaulas de castidad. Estos dispositivos están diseñados para evitar que el hombre consiga una erección y consiste en una jaula donde se mete el pene en estado de flaccidez y después se coloca el anillo en la base del pene, por detrás de los testículos. Después se pone el candado a modo de cierre entre ambas partes.
Así mismo, existen cinturones de castidad de forma clásica pero especialmente diseñados para chicos que básicamente tienen la misma función que los femeninos.

Son muchos, en definitiva, los productos que pueden ayudarte a conseguir controlar la castidad de tu pareja o la tuya propia, solo tienes que echar un vistazo a nuestra sección de castidad y elegir el que mejor represente tu fantasía.

Arnes Strapon con Cinturón de Castidad BDSM
Benificios de llevar puesto un cinturon de castidad

Un pensamiento en “Castidad: Disfruta prohibiendo”

  1. Soy sumiso desde hace varios años y disfruto de llevar puesto el cinturón de castidad mientras miro como mi mujer folla con sus amantes. A veces si me porto bien, cuando acaban me folla mi mujer con un arnes mientras le limpio la polla con la boca a su amante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *